El creador de Python reconoce que se ha quedado fuera de móviles y navegadores aunque sea usado en el backend de estos servicios

Guido van Rossum, el creador del popular lenguaje de programación Python, ha dado su opinión sobre las fortalezas y debilidades de este lenguaje y sobre otros de la competencia como Julia. Cabe recordar que van Rossum trabaja desde noviembre en Microsoft como ingeniero distinguido, ayudando al gigante del software a implementar este lenguaje dentro de sus programas.

Durante un reciente vídeo de preguntas y respuestas para Microsoft Reactor, Guido van Rossum reconoció que “el desarrollo de aplicaciones móviles es uno de los campos clave de crecimiento” para el sector en los que “Python no ha ganado ninguna tracción”. El desarrollo de aplicaciones móviles en Python es un “punto un poco delicado”, dijo el especialista.

Concretamente, como recoge ZDnet, el ingeniero ha explicado que a pesar de que Python domina el aprendizaje automático con bibliotecas como NumPy y TensorFlow de Google, así como la automatización de servicios de backend, Python no tenía como enfoque inicial y único el hardware de gama alta. Pero como se ha quedado fuera de los móviles y los navegadores, aunque sea popular en el backend de estos servicios, la gama alta ha llegado a ser su nicho principal.

¿La razón? Según el experto, Python consume demasiada memoria y energía del hardware, dijo. Por razones similares, dijo que Python probablemente no tiene futuro en el universo de los navegadores a pesar de WebAssembly, un estándar que está ayudando a hacer aplicaciones más potentes en los sitios web.

“CPython se creó pensando en estaciones de trabajo, un escritorio o un servidor”

Otro dato interesante aportado por el ingeniero es que, aunque “estaría bien que las aplicaciones móviles se pudieran escribir en Python” y que sí “hay algunas personas que trabajan en ello”, hay que tener en cuenta que CPython tiene 30 años de historia y que se ha construido para un entorno que es una estación de trabajo, un escritorio o un servidor.

“Las personas que han conseguido compilar CPython de forma cruzada para que se ejecute en una tableta Android o incluso en iOS, se encuentran con que consume muchos recursos”, dijo.

Según van Rossum “en comparación con lo que esperan los sistemas operativos móviles, Python es grande y lento. Consume mucha carga de la batería, así que si estás codificando en Python probablemente te quedarás rápidamente sin batería y sin memoria”.

Hace unos días, con motivo de la conferencia PyCon 2021, el ingeniero ha anunciado su intención de que el lenguaje Python el doble de rápido de lo que es ahora. Esto podría ayudar a llevar el lenguaje de programación a más entornos.

Fuera de Python, van Rossum ha valorado qué lenguaje prefiere

Con todo esto, el creador de Python recuerda que los distintos lenguajes tienen objetivos diferentes y que eso es natural. “Nadie está preguntando a Rust cuándo se puede escribir en el navegador” y eso no parece un objetivo para Rust. Y el ingeniero considera que Python debería centrarse en las áreas de aplicación donde es bueno. Para la web, “sus puntos fuertes son el backend y el procesamiento de datos científicos”.

El ingeniero también tuvo algunas palabras para Julia, un lenguaje de programación que está ganando en popularidad. Van Rossum dijo que Julia, que surgió del MIT, es como una “toma interesante de algo parecido a Python”. Para él no es más que un “lenguaje de nicho” en comparación con Python, que se parece mucho a su creación.

Lo positivo de Julia, según el experto, es que el compilador optimiza el código de una manera que Python probablemente nunca lo hará. Sin embargo, considera que “es mucho más limitado en otras áreas y no esperaría que alguien escribiera un servidor web en Julia y le sacara mucho partido”. Van Rossum considera que Go, creado por Google, es el más “pythonic” de todos los nuevos lenguajes.


La noticia

El creador de Python reconoce que se ha quedado fuera de móviles y navegadores aunque sea usado en el backend de estos servicios

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Becares

.