El PSOE plantea estudiar la creación del euro digital como moneda pública con la que recuperar el “control democrático” del dinero

El auge de las criptomonedas, el medio defendido por muchos para desafiar al sistema financiero e incluso a los Estados, ha provocado que entidades bancarias y también autoridades monetarias se fijen en ellas. El Banco Central Europeo, ya lo contamos, le ve futuro a un euro digital con el que garantizar a la ciudadanía “el libre acceso a un medio de pago sencillo, universalmente aceptado, seguro y fiable”.

Ahora es el PSOE en España, principal partidos del Gobierno de coalición, el que pretende instar al Ejecutivo a estudiar la creación de un euro digital como “moneda pública digital” con el que, entre otros objetivos, se recuperaría el dinero “como bien público, más estale y bajo control democrático al estar bajo el control de un banco central”.

Defienden la creación de una moneda digital pública como una vía para “la recuperación del dinero como bien público, más estable y bajo control democrático”

Moneda pública digital para recuperar el control del dinero

El Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados pretende impulsar la creación de “un grupo de estudios sobre la implantación de un euro digital como moneda pública digital” mediante la presentación de dos proposiciones no ley para su debate en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital, así como en el pleno de la Cámara Baja.

Los socialistas, en la exposición de motivos, argumentan que más de un 80 % de las instituciones consultadas para un informe del Banco de Pago Internacionales de Basilea trabajan en proyectos relacionados con monedas digitales pertenecientes a un banco central y que existen diversos motivos para este notable interés en las monedas digitales públicas o CBDC por sus siglas en inglés.

El PSOE defiende que las criptomonedas, por problemas como la volatilidad y su impacto ambiental, no cumplen los criterios “para ser dinero”

Entre estas razones, la proposición destaca la paulatina desaparición del dinero en efectivo, el auge de nuevas formas de pago en las que enmarca las criptomonedas y los propios avances en digitalización y gestión masiva de datos que hacen posible esta nueva realidad financiera. Destacan que pese a que las criptomonedas tratan de ser una suerte de dinero privado, no cumplen los criterios “para ser dinero” y tiene “al menos dos grandes problemas”: la “elevada volatilidad” y su “importante impacto medioambiental”. Por eso ven necesario un euro digital.

Además, el Grupo Parlamentario Socialista señala que una moneda digital de banco central se podría plantear “como una alternativa pública frente a los sistemas de pago ajenos al sistema bancario y que escapan por tanto a la regulación sobre el sector” y permitiría “la inclusión financiera de colectivos sociales que tienen una acceso más difícil a los servicios bancarios tradicionales, o directamente no disponen de ellos”.

La desaparición del efectivo, argumenta la proposición no ley, “plantea que todo el dinero en circulación fuese bancario y privado”

La desaparición del efectivo “plantea que todo el dinero en circulación fuese bancario y privado” y de ahí que vean necesaria la creación de un euro digital. Argumentan que sería seguro, en comparación con el privado “más inseguro” que serían las criptomonedas que conocemos, que tendría el respaldo del Estado y permitiría, por ejemplo, que los particulares “pudieran tener cuentas abiertas directamente en el banco central plantea la posibilidad de un control directo de la cantidad de dinero, un dinero digital público, seguro al estar respaldado por el Estado y anónimo, en la medida en que los datos sobre transacciones estarían legalmente protegidos (como sucede con los datos fiscales o de la Seguridad Social) y ajenos a explotación comercial como sí puede suceder con otros sistemas de pagos privados”.

Asimismo, ven la creación de una moneda digital pública como “la recuperación del dinero como bien público, más estable y bajo control democrático” al estar bajo el paraguas de un banco central con todo lo que eso conlleva. Todo ello, señala, “no implica ni la nacionalización del sistema bancario ni la estatalización del crédito”.

Un euro digital como moneda pública digital “no implica ni la nacionalización del sistema bancario ni la estatalización del crédito”, dice el PSOE

En cualquier caso, señalan que el dinero público digital “es una realidad aún en ciernes que necesita ser investigada y evaluada con detenimiento” y consideran importante que España pueda “liderar el debate sobre la CBDC para su posible implantación por el BCE”. Un proyecto que, como decíamos líneas más arriba, está en marcha y en poco tiempo debería decidirse si sigue adelante o no.

Las proposiciones no de ley del PSOE se han presentado y, de resultar aprobadas, instarían al Gobierno con el respaldo del Congreso de los Diputados a estudiar esta cuestión.


La noticia

El PSOE plantea estudiar la creación del euro digital como moneda pública con la que recuperar el “control democrático” del dinero

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Toni Castillo

.