Google gana el juicio del siglo a Oracle: la Corte Suprema avala que Java se utilice en Android tras disputarse el futuro del desarrollo

En la batalla legal en la que Google y Oracle llevan envueltas desde hace más de 10 años por temas de Copyright y el uso del código Java sin licencia por parte de la de Mountain View, la Corte Suprema de Estados Unidos ha tomado hoy una decisión. El tribunal, por mayoría 6 – 2, da la razón a Google, lo que anula la anterior decisión que había tomado la Corte de Apelación del Circuito Federal en 2018. Esto ahorra a la firma de Android de pagar cantidades millonarias de dinero y además sienta bases legales para el futuro del copyright y del uso de licencias de software.

La sentencia dice que “la copia por parte de Google de la API de Java SE, que incluía únicamente las líneas de código necesarias para permitir a los programadores poner en práctica sus talentos acumulados en un programa nuevo y transformador, era un uso justo de ese material como cuestión de derecho”. El caso es un referente a la hora de dilucidar cómo afectan las reglas del copyright al desarrollo software y en este caso se traduce a que el uso de Java en Android es legítimo.

Desde el 2012, Oracle y Google han estado en medio de una disputa legal por el uso que hizo Google de las APIs de Java en Android. El 7 de septiembre de 2020, la Corte Suprema de los Estados Unidos aceptó escuchar los argumentos de ambas empresas a través de videoconferencia buscando resolver una de las querellas legales más largas en la industria. Si ha causado tanta atención no es solo poque envuelve a dos gigantes tecnológicos, sino también porque la decisión final puede definir el futuro del desarrollo del software frente al copyright.

Oracle es propietaria pero Google ha hecho un uso justo

La sentencia comienza diciendo que “Oracle America es propietaria de los derechos de autor de Java SE, una plataforma informática que utiliza el popular lenguaje de programación informática Java”. También recuerda que “en 2005, Google adquirió Android y trató de construir una nueva plataforma de software para dispositivos móviles. Para permitir que los millones de programadores familiarizados con el lenguaje de programación Java trabajaran con su nueva plataforma Android, Google copió unas 11.500 líneas de código del programa Java SE. Las líneas copiadas forman parte de una herramienta denominada interfaz de programación de aplicaciones (API)”.

A lo largo del largo del litigio, otros tribunales “inferiores” a esta Corte Suprema han considerado si el propietario de Java SE podía registrar los derechos de autor de las líneas copiadas de la API, y en caso afirmativo, si la copia de Google constituía un “uso justo” de ese material. El Circuito Federal sostuvo que las líneas copiadas son susceptibles de ser protegidas por derechos de autor.

Cabe recordar que en el pasado después de que un jurado diera la razón a Google sobre el uso justo, el Circuito Federal revocó la sentencia porque la copia de Google no hacía un uso legítimo en cuestión de derechos.

Mientras, la de Mountain View y sus defensores afirman que la copia por parte de Google de la API de Java SE, que incluía únicamente las líneas de código que eran necesarias para permitir a los programadores poner en práctica sus talentos acumulados en un programa nuevo y transformador, supuso un uso justo de ese material como cuestión de derechos de autor.

En 2019, la Corte Suprema que hoy ha dictado sus conclusiones accedía a escuchar la apelación de Google a la sentencia del mencionado tribunal federal que dictaminó que Android violaba los derechos de autor de Oracle al utilizar código Java sin licencia. En las declaraciones ante el Tribunal Supremo, Oracle afirmó que el uso de Google de fragmentos de Java era el “epítome de la infracción de los derechos de autor” y había hecho “un daño incalculable al mercado.”

Google lo veía de otra manera. La empresa de búsquedas dijo que Oracle quería “nada menos que el control total” de la comunidad de desarrollo de Java a pesar de ser “libre y abierto”.

Opiniones de los jueces que no están de acuerdo con la decisión

Por su parte, los dos jueces que no están de acuerdo con la decisión han presentado sus posiciones. Como muestra la sentencia final, ellos explican que “Oracle pasó años desarrollando un lenguaje de programación que atrajo con éxito a desarrolladores de software, aumentando así el valor de los productos de Oracle”.

Mientras, “Google buscó una licencia para utilizar este lenguaje en Android, el sistema operativo que estaba desarrollando para teléfonos móviles. Pero cuando las empresas no pudieron acordar las condiciones, Google se limitó a copiar textualmente 11.500 líneas de código”. Como resultado, esto llevó a perder gran parte del valor de Oracle en su unión con Amazon, la de Mountain View ganó decenas de miles de millones de dólares y estableció su posición como propietario del mayor sistema operativo móvil del mundo”. Y esto, a grandes rasgos, llevó a concluir a dos de los jueces de la Corte Suprema que el uso no fue justo.

Qué es uso legítimo y qué no: una década de debate

Si esta decisión tiene importancia es porque no afecta solo a Oracle y a Google. Más allá de si se ha infringido el copyright, está el debate sobre el uso legítimo desde que empezase esta batalla legal. Oracle afirma que posee derechos de autor sobre la API de Java y Google los infringió con Android.

Google, por su parte, ha defendido su postura explicando que la industria del software nunca ha operado así y “restringir las APIs inhibirá la innovación”. Una decisión así repercutiría en que muchos programadores optasen por evitar hacer uso de APIs de terceros, lo que al final limitaría la interoperabilidad. “Con mucho gusto habríamos dejado de usar las declaraciones de Java SE, pero el lenguaje solo nos permitió utilizar esas“, ha expresado Google durante la llamada de argumentos en la Corte Suprema.

Tras esta decisión, Kent Walker, SVP of Global Affairs en Google, ha declarado que “la clara sentencia del Tribunal Supremo es una victoria para los consumidores, la interoperabilidad y la informática. La decisión da seguridad jurídica a la próxima generación de desarrolladores cuyos nuevos productos y servicios beneficiarán a los consumidores”.

Entre los factores defendidos por Google está el “uso transformador”, si tiene un propósito adicional o un carácter diferente y si no sustituye al original. Factores que sí encajaban según Google con el uso de Java en Android, pues estaba dirigido a entornos diferentes y las API de Java todavía no se habían utilizado en smartphones. Según Oracle, no existiría este uso transformado ya que las declaraciones tienen la misma función en las dos plataformas.


La noticia

Google gana el juicio del siglo a Oracle: la Corte Suprema avala que Java se utilice en Android tras disputarse el futuro del desarrollo

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Becares

.