Los bordes redondeados regresarán a Windows 10, pero las últimas filtraciones muestran inconsistencias de diseño por todos lados

Aunque parezca no tener mucho sentido, si en algo ha sido consistente Microsoft con el diseño de Windows 10, es en que este siempre es inconsistente. La aparente imposibilidad de unificar la interfaz queda en evidencia constantemente: ya sea por la ensalada de iconos o los diferentes estilos y lenguajes de diseño apilados unos encima de otros.

Uno de los próximos cambios en diseño, que no es algo nuevo en Windows pero sí en Windows 10, es el, esperado por muchos, regreso de los bordes redondeados. Para los que preferimos interfaces más “suaves” y un estilo menos “cuadrado”, esto son excelentes noticias. Lo que no pinta muy bien es que parece que todavía no se han puesto de acuerdo ni en un mismo radio a la hora de redondear esos bordes.

Que nadie se sorprenda si en poco tiempo tenemos una interfaz de Windows 10 con “bordes híbridos”

Boceto de los ajustes de WiFi publicado por error por Microsoft y posteriormente borrado

Este tema del diseño de Windows 10 y sus grandes cambios futuros es algo de todos los días. Lo de los bordes redondeados viene sonando desde 2019, y hemos visto varios ejemplos de filtraciones que nos muestran cómo ha estado experimentando Microsoft con estos cambios.

Sin embargo, ahora que Microsoft anunció oficialmente el supuesto “rejuvenecimiento visual y radical de Windows“, que de momento parece que terminaremos viendo (al menos en primera fase) con la llegada de Windows 10 21H2 o “Sun Valley”, el asunto del regreso de los bordes redondeados parece inminente.

Centro de actividades con bordes redondeados escondido en una build Insider de Windows 10 tras ciertas entradas del Registro

De hecho, se han filtrado muchas imágenes de varios elementos de la interfaz con esos bordes redondeados. Desde la ventana de Configuración, a las notificaciones, controles multimedia, Centro de actividades, Menú inicio, y más recientemente: aplicaciones.

Bueno, una aplicación en específico: la Terminal de Windows. La captura abajo es el ejemplo más reciente, y uno que se ve bastante bien. No sabemos si se trata solo de una prueba en builds internas de la Terminal, un error, o solo un mockup tentativo, pero existe.

La Terminal de Windows 10 con bordes redondeados

Y, tampoco es el único, como hemos mencionado antes. Hay otros ejemplos interesantes, como los mockups la Configuración:

O, el Menú Inicio en Windows 10x:

Lo que quisiera invitarles aquí es a notar, las muy sutiles pero evidentes diferencias en el radio de todos esos bordes, si nos ponemos a mirar muy de cerca. Es un efecto perturbador para cualquier al que le molesten cosas como que alguien escriba una coma separada de la palabra que la precede , un horror.

Lo otro es que, teniendo en cuenta la amalgama de experimentos de diseño incompletos que es Windows 10, no me extrañaría que para cuando empecemos a ver bordes redondeados aparecer en el sistema, solo lo hagan en algunas secciones, y tengamos los mismos bordes puntiagudos de siempre por un lado y los redondeados por otro. De verdad deseo equivocarme, pero no me haré ilusiones pensando que esta vez sí, esta vez sí el próximo cambio en diseño será consistente.


La noticia

Los bordes redondeados regresarán a Windows 10, pero las últimas filtraciones muestran inconsistencias de diseño por todos lados

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Gabriela González

.