Que usar y actualizar a Windows 10 gratis y sin activar sea pan comido es otra gran prueba de cómo ha cambiado el software

En pleno 2021, actualizar a Windows 10 gratis es algo que sigue totalmente vigente. Lo que comenzó siendo una “oferta” para subir al “nuevo” sistema desde Windows 7 y Windows 8 se ha convertido en una característica más del sistema operativo de Redmond. Ahora solamente hace falta tener una licencia de Windows 7 compatible y un PC apto, nada más.

Pero no es lo único interesante de la actual Microsoft. Aunque no es nuevo, incluso si no se elige actualizar a Windows 10 gratis desde una licencia de sistemas anteriores, el sistema no pondrá impedimento ninguno para ser usado con total normalidad sin activación. De hecho, destacados youtubers como Linus de Linus Tech Tips prueban sus equipos con el sistema sin activar por las facilidades que da ese sistema.

Windows 10 no es gratis, pero está cerca de serlo

El meme del perro explica como nada el cambio del sistema.

Durante años y años, utilizar Windows costó grandes cantidades de dinero. Por ejemplo, una licencia de Windows 95 podía llegar a suponer más de 200 dólares. Aunque ese precio se mitigaba con preinstalaciones OEM en portátiles y sobremesas de marca, la gran diferencia con la actualidad, cuando una licencia de Windows 10 parte en la tienda de Microsoft de 145 euros, es que ahora Windows se puede usar sin activar. Y por poco dinero con licencias baratas vendidas online, pero ese es otro tema.

En varias versiones, usar sin activar fue posible, pero era algo limitado y temporal. Por ejemplo, en Windows XP tenías 30 días para activar. Tras ese período, Microsoft no te dejaba usar el sistema operativo en ningún sentido, mostrándote anuncios para iniciar sesión en los que, si no elegías la opción de activar pagando, no podrías iniciar el PC.

A partir de Windows Vista fue relativamente sencillo ampliar los plazos de activación, y en esa versión se introdujo el modo de “funcionalidad reducida”, en que los usuarios podrían navegar por Internet durante una hora antes de exigir activación. En Windows 7 se establecieron medidas como no poder cambiar de fondo de escritorio una vez se ponía negro y no poder actualizar el sistema, pero se podía usar con normalidad.

De ahí han heredado Windows 8 y 10. El último sistema operativo muestra el mensaje de “activar Windows” en varias partes del sistema y en distintas formas. Sin embargo, si no activamos el sistema, lo único que perdemos aparte de no quitar de nuestra vista esos recordatorios, es la posibilidad de personalizar nuestro sistema operativo.

Aun así, aunque de la forma más tradicional no deja cambiar de fondo de escritorio a los usuarios, la realidad es que desde aplicaciones como Fotos es posible y muy directo.

Las razones del cambio de paradigma en toda la industria

La progresiva evolución de Windows en este sentido es un gran reflejo del gran cambio de paradigma del software y los servicios hacia lo freemium, pues su gran rival macOS también pasó de los 169 euros de OS X 10.5 Leopard a 29 de 10.6 Snow Leopard y a cero desde 10.9 Mavericks. La compañía de Cupertino no tenía ya esas exigencias de activación con código, pero seguía obteniendo buenos ingresos de la venta de su sistema.

Ahora mismo, Windows es un sistema con el que se ingresa mucho menos dinero que antes de forma directa, pero que genera mucho más con varios puntos y su ecosistema. En primer lugar, Microsoft conoce mucho mejor a los usuarios con la telemetría, y esos datos son oro para mejorar su oferta.

En segundo, la integración de Microsoft/Office 365 es ahora mucho mayor en el sistema de lo que nunca lo fueron las viejas versiones, y eso invita a los usuarios y a empresas a pagar de forma recurrente por la suite frente a los antiguos sistemas de licencias. Además, frente a la limpieza de los antiguos Windows, ahora el sistema tiene muchas más aplicaciones preinstaladas con las cuales Microsoft también gana dinero por acuerdos al incluirlas.

Así, es mucho más importante tener a bordo del ecosistema (menos relevante que antes por el auge de Azure) a más de 1.000 millones de personas que ganar dinero directamente por la venta de licencias de muchas menos. Porque si antes podía ser lo único que se obtuviera de un usuario, ahora es solo el principio.


La noticia

Que usar y actualizar a Windows 10 gratis y sin activar sea pan comido es otra gran prueba de cómo ha cambiado el software

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.