Un ex-ejecutivo de Microsoft cuenta por qué decidió eliminar el (molesto) sonido de inicio de Windows, y por qué no ha regresado

Jensen Harris es un histórico directivo de Microsoft, y como muchos otros, tiene un canal de YouTube en el que cuenta muchas batallitas de su época en la compañía, que duró hasta 2014. Y no es alguien cualquiera, pues fue director del equipo de Experiencia de Usuario de Windows.

En su web nos cuenta alguna de las cosas que diseñó, y entre ellas se encuentra la interfaz de Outlook desde 2001, el rediseño de Ribbon que llegó con Office 2007, así como la (odiada por muchos) interfaz de Windows 8 y Surface.

Como parte de su puesto, tuvo que tomar decisiones respecto a los sonidos del sistema, que eran muy reconocibles desde Windows 95 hasta Windows 7. Esta fue la última versión del sistema que tuvo sonido (por defecto) al iniciarse el sistema.

El sonido de inicio fue eliminado por las molestias que causaba en muchos escenarios

Si alguna vez has estado en una biblioteca o has tenido que guardar silencio en algún escenario, como puede ser de noche con gente durmiendo en tu entorno, sabrás que uno de los grandes problemas de los ordenadores son los sonidos de arranque. En los Mac no había forma fácil de eliminar el sonido de arranque, y solo se podía bajar con el volumen del sistema.

En Windows ocurría lo mismo, el sonido dependía del sistema (aunque al menos si ponías auriculares al PC evitabas que sonara por los altavoces), con la ventaja que desde los ajustes de sonido se podía desactivar (hoy viene así por defecto, pero se puede activar y cambiar).

Si a día de hoy quieres usar el sonido de inicio en Windows 10, por defecto desactivado, sonará el de Windows 7

Los inconvenientes que causaban estos sonidos son los que llevaron a Harris a proponer al equipo eliminarlos por defecto. Y eso hicieron en Windows 8. El antiguo directivo explica así en el vídeo los dolores de cabeza que le daban los sonidos en su MacBook Pro:

“Tuve una experiencia por estas fechas con mi MacBook Pro. Era tarde, de noche, teníamos un nuevo bebé y me tocaba levantarme en medio de la noche. Tenía muchas ganas de encender el portátil para navegar por la web, pero no recordaba si el volumen estaba silenciado o no. Me di cuenta de que tenía un 50% de probabilidades de pulsar el botón de encendido y escuchar ese fuerte sonido de inicio, despertando a mi mujer dormida y a mi bebé aturdido, y que no tenía forma de controlarlo”.

“Opté por mantener el portátil cerrado en lugar de arriesgarme. Y en ese momento, tuve la idea de que hacer que los dispositivos reprodujeran un sonido de inicio era una característica realmente mala para un dispositivo diseñado para ser utilizado en los espacios más privados e íntimos de una persona en cualquier momento del día o de la noche.”

Así, tras decidir deshacerse de los sonidos en 2010, más tarde quiso que volvieran, pero por los recursos que se gastaban al sonido en arranque, el equipo lo descartó y nunca han regresado al sistema (por defecto). Lo curioso es que al no haberse planteado desde cero como algo que se activaría, Windows 10 tiene el mismo sonido de arranque que Windows 7, algo que comprobaremos si lo activamos.


La noticia

Un ex-ejecutivo de Microsoft cuenta por qué decidió eliminar el (molesto) sonido de inicio de Windows, y por qué no ha regresado

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.