Una app que paga ‘centavos’ por pequeñas tareas convierte a sus usuarios en los ojos y oídos del Pentágono, según el Wall Street Journal

Existen numerosas plataformas que ofrecen ganar pequeñas cantidades de dinero a cambio de realizar tareas breves, en muchos casos sencillas, pero mecánicas. Puede ser hacer clic en un anuncio, indicar qué elementos aparecen en una imagen, o subir una fotografía de algún elemento de tu ciudad.

En algunos casos, lo que hay detrás de estas plataformas son meras granjas de clics, o sistemas de clasificación de datos para el entrenamiento de inteligencias artificiales. Pero, en otros casos, puedes estar aportando datos vitales a los analistas de la inteligencia militar estadounidense.

Eso es lo que ha estado ocurriendo desde hace cinco años, según publica el Wall Street Journal, con la app Premise, disponible en Google Play, y cuya descripción anima a los usuarios a “ganar dinero cada día compartiendo su conocimiento local”.

Aparentemente, los más de tres millones de usuarios que se la han descargado —en su mayor parte en países en vías de desarrollo— han estado subiendo fotos, recopilando información geográfica y rellenando encuestas sobre escenarios de interés estratégico.

Pero ‘estratégico’… ¿para quién? Pues para los clientes de Premise: en un 50% compañías privadas en busca de información comercial, pero también para organismos gubernamentales de varios países. Y entre ellos, las fuerzas armadas de los EE.UU..

Contratos entre Premise y el Pentágono

El marketing de Premise afirma hoy en día contar con 600.000 colaboradores de 43 países distintos, entre ellos Irak, Afganistán, Siria o Yemen. Según el CEO de la compañía, desde su lanzamiento en 2013,

“Los datos obtenidos gracias a nuestros colaboradores han ayudado a proporcionar información a los responsables de políticas gubernamentales sobre la mejor forma de lidiar con las dudas sobre las vacunas, con la desinformación electoral, o sobre la actividad de las pandillas en Honduras”.

Sin embargo, entre sus muchos clientes (no revelados por Premise), sin duda destacan los contratos por valor de 5 millones de dólares firmados con el Departamento de Defensa estadounidense desde 2017. Un documento de Premise (aquí puedes ver el PDF) para las fuerzas de la coalición internacional en Afganistán, filtradas por el WSJ, desvela el siguiente mapa de sus usuarios en Kabul y el territorio circundante:

Otro documento, dirigido a la Fuerza Aérea estadounidense, afirma que los usuarios de la app pueden llevar a cabo tareas de observación y de recopilación de datos sobre el número de paradas de bus, líneas eléctricas, o redes Wi-Fi en una determinada área, todo ello información de interés a la hora de planificar determinadas operaciones.

Uno de los testimonios recogidos por el WSJ corresponde a un usuario afgano, que declaró que tras haber realizado varias tareas (y haber ganado unos 25 centavos de dólares por cada una), se negó a realizar una de ellas: fotografiar mezquitas de la minoría chiíta hazara situadas en el oeste de Kabul, objetivo habitual del terrorismo islámico suní. El usuario entendió que podía estar realizando tareas de ‘espionaje’.

Imagen | Marco Verch vía Flickr


La noticia

Una app que paga ‘centavos’ por pequeñas tareas convierte a sus usuarios en los ojos y oídos del Pentágono, según el Wall Street Journal

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Marcos Merino

.